CADA DÍA ES MÁS FÁCIL CAMBIARSE DE COMPAÑÍA

CADA DÍA ES MÁS FÁCIL CAMBIARSE DE COMPAÑÍA

Como hoy en día todos estamos atados a nuestros móviles, lo más normal es que te bombardeen a diario para que te cambies de compañía de teléfono, no creo que sea muy legal ni muy ético que te estén acosando a todas horas, personalmente no me suelo cortar cuando hablo con los que me llaman y no les doy ni tan siquiera la opción a que me intenten vender cualquier cosa. Lo más gracioso es que los que trabajan en los call centers protestan porque no les hablan con respeto, por qué habríamos de hablarles con respeto cuando ellos no dejan de acosarnos un día tras otro, incluso hay compañías que te vienen a vender sus ofertas a la puerta de tu propia casa, eso ya es pasarse. El otro día tuve que amenazar con llamar a la policía a una chica que insistía en seguir timbrando en mi casa cuando yo ya le había dicho que no quería atenderla, que no necesitaba nada, pero ella insistió tanto que no me dejó otra opción, además si no quiero que esas personas entren en mi casa no tengo la obligación de dejarles pasar.

 

Si en algún momento quisiese cambiar de compañía de teléfono solamente necesito entrar en internet y poner por ejemplo ofertas mundo r y ya se me informa de todo lo que necesito saber sobre internet, el teléfono y la televisión.

No es necesario que venga nadie a molestarte a tu casa, que seguramente estés ocupado y no tengas tiempo de atender a nadie por muy buena que sea la oferta que te esté intentando vender, yo entiendo que están haciendo su trabajo pero ellos también tienen que entender que en mi casa yo soy quien manda y no ellos por mucho que insistan. Además cuando quiera cambiarme de compañía lo haré porque yo quiera hacerlo y no porque nadie me llame por teléfono para intentar convencerme, no lo van a conseguir por mucho que lo intenten, cambiaré cuando yo quiera ni un minuto antes. Pero debe de haber gente que si caiga en sus redes cuando le llaman, si no no seguiría habiendo esos call centers.

Los comentarios están cerrados